panelarrow

Kajo Chikusei

El espíritu de las flores y la rectitud del Bambú
花情竹性

En el desierto una flor silvestre sobrevive con sus raíces y su poder natural.

Siguiendo ésta esencia, el guerrero puede forjar su espíritu en el constante flujo del “entrenamiento” de su vida.

La flor se mantiene por medio de sus raíces, siempre y cuando nadie la quite de su entorno natural. Si esta flor es cortada, por más que se intente cuidar, la flor se marchitara.

De esta manera, y tratando de emular este espíritu, el guerrero puede mantenerse fuerte y vital, pero sin corta la conexión con su entorno, entrenando en el dojo y nutriendo sus raíces con las antiguas enseñanzas y el contacto con su maestro.

El guerrero representa a la rectitud del Bambú por intermedio de su perseverancia, honestidad y respeto. Este camino (entrenamiento) espiritual y constante, mantiene encendida la llama oculta de la enseñanza de “Kajo Chikusei”.

Marcelo Fabián Ferraro
Fudoryu